Filtrar
Cerrar

Reglamentan Ley de Promoción de Biotecnología

jueves, 18 de enero de 2018

El Estado reglamentó, luego de 10 años, la Ley de Promoción de la Biotecnología luego de una década de espera y la norma contempla beneficios fiscales para las empresas del rubro.

 

Más de una década después de promulgada la Ley 26.270 (de Promoción y Desarrollo de la biotecnología), el Estado nacional finalmente la reglamentó para hacerla efectiva por un período que, si bien inicialmente era de quince años, ahora quedó reducido a cinco años.

 

El decreto 50/18 -publicado en el Boletín Oficial- reglamentó la Ley 26.270, por medio de la cual los emprendimientos biotecnológicos pueden acceder a la amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias por los bienes de capital, equipos especiales, partes o elementos componentes de esos bienes adquiridos para llevar adelante el proyecto.

 

La normativa también dispone la posibilidad de acceder a la devolución anticipada del IVA correspondiente a la adquisición de tales bienes.

 

En tanto, las actividades que pueden acceder a esos beneficios son la investigación científica y tecnológica de la biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular e ingeniería genética orientada al desarrollo productivo; la transferencia tecnológica hacia el sector productivo de bienes y servicios y el desarrollo de emprendimientos biotecnológicos.

 

El decreto determina que la “autoridad de aplicación (el Ministerio de Producción), por sí o por quien esta designe, previo a la aprobación de los proyectos y al otorgamiento de los beneficios podrá solicitar un informe a los Ministerios de Agroindustria, Salud y/o Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva”. Además, “aquél que entienda en la materia por su especialidad, respecto a la viabilidad de los proyectos, basados en la aplicación de la biotecnología moderna que a tales fines se presenten”, destacó el sitio Valor Soja.

 

La Ley 26.270 dispone que la misma tendrá una vigencia de quince años contados a partir de su promulgación (julio de 2007), lo que implica que los beneficios que comenzarían a regir este año -con la reglamentación de la norma- expirar en julio de 2022.

 

Lea el texto completo del decreto.

 

Fuente: El Cronista.

Deja tu comentario