Resultados para:
Todas las categorías
    Menu Cerrar

    Pipeta Eppendorf Research plus de volumen fijo

    PN: 3121000015
    Fabricante: Eppendorf
    Eppendorf Research plus combina más de 50 años de innovación en el manejo de líquidos para proporcionarle una de las pipetas más seguras y ergonómicas disponibles en la actualidad. Research plus es considerablemente ligera, tanto en peso como en fuerzas de pipeteo, por lo que establece nuevos estándares para un funcionamiento ergonómico. Reconforta saber que está trabajando con una de las pipetas más avanzadas del mundo. Un cono para puntas accionado por resorte, una opción de ajuste secundaria, un indicador de volumen mejorado, y todo ello dentro de una pipeta ultraligera y completamente esterilizable en autoclave: La pipeta Research plus será una herramienta indispensable en su laboratorio.
    *
    $ 39.506,54 + IVA
    i h

    Los medidores de pH se utilizan para medir la acidez y alcalinidad de muestras de laboratorio. La elección de la sonda (electrodo) del medidor de pH correcta es importante para configurar el instrumento a su tipo de muestra. Por ejemplo, se pueden utilizar electrodos con cuchillas de acero inoxidable para medir directamente el pH en muestras sólidas, como alimentos.

    Al comprar un medidor de pH, los laboratorios deben considerar qué tan fácil es calibrarlo y usarlo, y la precisión del instrumento.

     

    5 preguntas para hacerse al momento de comprar un medido de pH:

     

    1. ¿Qué tan preciso es el instrumento y qué nivel de precisión necesita para su aplicación?
    2. ¿Qué electrodos están disponibles y son compatibles con sus necesidades de muestra?
    3. ¿Qué pasos implica la calibración del instrumento?
    4. ¿Qué tan fácil de leer es la pantalla del medidor de pH?
    5. ¿Se puede conectar fácilmente el instrumento a su LIMS u otro software de gestión de laboratorio?

    Tip de mantenimiento

    Para mantener su medidor de pH en plena forma, querrá limpiar las sondas con regularidad, ya sea cada semana o cada mes, según su aplicación.

    Los profesionales del laboratorio siempre deben seguir las instrucciones del fabricante para limpiar o reemplazar sus sondas, ya que algunas soluciones pueden dañarlas.

    Por lo general, las sondas también deben reemplazarse cada 12 a 18 meses.